The-Battle-of-Yamazaki.jpg

La Batalla de Yamazaki es una de las batallas más famosas de la historia japonesa. El epicentro de la batalla es Yamazaki, que está más cerca del sur de Kioto. La fecha de la batalla es el 2 de julio de 1582. La batalla tuvo lugar dos semanas después, cuando Akechi Mitsuhide atacó y mató a Oda Nobunaga y así tomó el poder de Nobunaga y el poder en la capital, Kioto. Al mismo tiempo, los generales de Nobunaga se ubicaron en diferentes partes del imperio. El gobernante estaba rodeado solo por un puñado de samuráis. El enemigo conocía este hecho importante y hábilmente se aprovechó de la situación. Sin embargo, otros eventos se desarrollaron de acuerdo con un escenario diferente.

Mitsuhide no esperaba que los generales fueran tan leales a su antiguo maestro y pudieran vengarlo rápidamente. Creyó hasta el final que el tiempo y una larga distancia estaban de su lado. Un papel importante en este enfrentamiento lo ocupó Honno-ji-Toyotomi Hideyoshi, quien, manteniendo en secreto la muerte del líder de enemigos y amigos, logró avanzar con su ejército 40 km hacia Kioto. Además, otros comandantes se unieron a él.

Al mismo tiempo, Mitsuhide no sabía cómo sostener adecuadamente el castillo. Primero, sus tropas estaban muy cansadas. En segundo lugar, el ejército unido (las fuerzas de Toyotomi) se acercaba a gran velocidad. Era muy consciente de que el ejército de Hideyoshi era más fuerte y superado en número. En tal situación, Mitsuhide comenzó a pedir ayuda a su yerno y a su padre, pero se lo negaron. El motivo de la negativa fue que ambos samuráis estaban indignados por el repentino ataque a Nobunaga. Temían por su vida y la de sus soldados. Además, muchas personas del ejército de Mitsuhide desertaron durante este tiempo. Por lo tanto, Mitsuhide se quedó solo, sin ayuda externa.

Decidió encontrarse con el ejército que avanzaba en Yamazaki. Este lugar fue elegido por varias razones. La más básica es la capacidad de retirarse si es necesario. En segundo lugar, el lugar en sí tenía una buena ubicación. Por un lado, el río Yodo, que protegía el flanco derecho, y por otro, el monte Tennozan, de 270 m de altura, actuaba como defensa del flanco izquierdo.

Según el cálculo de Mitsuhide, se suponía que los castillos y las defensas naturales proporcionarían una cobertura confiable para sus tropas y, por lo tanto, darían una ventaja sobre un enemigo numeroso. Colocó a su ejército detrás de un pequeño río, lo que proporcionó una buena posición defensiva. Sin embargo, el enemigo tampoco perdió el tiempo. En la noche del 1 de julio, el enemigo envió varios ninjas al campamento de Mitsuhide. Prendieron fuego a los edificios y, por lo tanto, disiparon el pánico, el miedo entre los soldados, privándolos del sueño normal.

La batalla de Yamazaki tuvo lugar a la mañana siguiente. El mismo día comenzaron las principales batallas. Cada ejército tomó sus posiciones de batalla. Ya en las primeras etapas, el ejército enemigo tomó posiciones ventajosas y rodeó a la gente de Mitsuhide. En ese momento, muchos guerreros Mitsuhide huyeron. Solo 200 personas quedaron a disposición de Mitsuhide, quienes fueron destruidas por las fuerzas de Hideyoshi durante la batalla. Esto puso fin a la batalla de Yamazaki. Mitsuhide primero huyó y poco después fue asesinado por un guerrero campesino. Así, el reinado de Mitsuhide duró solo 13 días.


Ver también

  • La batalla de Azukizaka

    The-Battle-of-Azukizaka.jpg

    La Batalla de Azukizaka, también conocida como la Batalla de Bato-ga-hara, tuvo lugar en 1564, cuando Tokugawa Ieyasu pretendía sofocar la amenaza emergente de los ikko-ikki, una coalición de monjes, samuráis y campesinos que se oponían firmemente al dominio samurái.

    Lee más…

  • Batalla de Osaka

    batle-osaka.jpg

    Tras la muerte de Toyotomi Hideyoshi en 1598, Japón entró en un periodo de gobierno del Consejo de los Cinco Ancianos, en el que Tokugawa Ieyasu ejercía la mayor influencia. Tras su victoria sobre Ishida Mitsunari en la batalla de Sekigahara en 1600, Ieyasu se hizo con el control de Japón y disolvió el Consejo. En 1603, se estableció el shogunato Tokugawa en Edo, y se permitió al hijo de Hideyoshi, Toyotomi Hideyori, y a su madre, Yodo-dono, residir en el castillo de Osaka. A Hideyori se le concedió un importante feudo valorado en 657.400 koku, pero permaneció confinado en el castillo durante varios años. Como medida de control, se dispuso que Hideyori se casara en 1603 con Senhime, la hija de Hidetada, que tenía vínculos con ambos clanes. Ieyasu pretendía establecer un régimen fuerte y estable bajo el dominio de su clan, y sólo los Toyotomi, liderados por Hideyori e influidos por Yodo-dono, suponían un desafío a sus ambiciones.

    Lee más…

  • Batalla de Shizugatake

    Battle-of-Shizugatake.jpg

    La Batalla de Shizugatake, que tuvo lugar durante el periodo Sengoku de Japón, se desarrolló entre Toyotomi Hideyoshi (entonces conocido como Hashiba Hideyoshi) y Shibata Katsuie en Shizugatake, provincia de Omi, durante dos días del vigésimo día del cuarto mes de Tensho 11 (equivalente al 10-11 de junio de 1583, en el calendario gregoriano). Katsuie, que apoyaba la reclamación de Oda Nobutaka como sucesor de Oda Nobunaga, se enzarzó en una disputa sucesoria dentro del clan Oda, que finalmente favoreció a Hideyoshi.

    Lee más…

  • Batalla de Shiroyama: la última batalla de Saigō Takamori

    Shiroyama.jpg

    La batalla de Shiroyama, un acontecimiento histórico que tuvo lugar el 24 de septiembre de 1877, tiene una importancia significativa en los anales de la historia japonesa. Marcó la culminación de la Rebelión de Satsuma, un conflicto que enfrentó a los samuráis de Saigō Takamori, superados en número, contra las formidables tropas del Ejército Imperial Japonés comandadas por el general Yamagata Aritomo y el almirante Kawamura Sumiyoshi. El resultado de la batalla fue la aniquilación de Saigō y sus leales, lo que significó el fin de la Rebelión de Satsuma y consolidó el poder del Ejército Imperial. Este artículo profundiza en los detalles de esta crucial batalla, arrojando luz sobre su impacto y consecuencias.

    Lee más…

  • Batallas de Kizugawaguchi

    Battles-of-Kizugawaguchi.jpg

    El par de Batallas de Kizugawaguchi tuvieron lugar durante los esfuerzos de Oda Nobunaga por asediar el Hongan-ji de Ishiyama en Osaka. El Hongan-ji, bastión de los ikko-ikki, una coalición de monjes guerreros, sacerdotes y granjeros opuestos al gobierno de Oda, suponía un desafío formidable. Para contrarrestar los intentos de los Ikko-ikki de abastecer la fortaleza y romper el asedio, Oda ordenó al almirante Kuki Yoshitaka que organizara un bloqueo contra las flotas de sus aliados. Entre los opositores había familias influyentes, especialmente los Mori Terumoto del clan Mori de las provincias vecinas.

    Lee más…

  • La batalla de Okehazama

    The-Battle-of-Okehazama.jpg

    En el año 1560, Imagawa Yoshimoto, un formidable señor de la guerra que dominaba las provincias de Suruga, Totomi y Mikawa, reunió un poderoso ejército de 25.000 hombres. Su objetivo era marchar sobre Kioto, desafiando al cada vez más débil e ineficaz shogunato Ashikaga por el control de Japón. El ejército trazó su camino a lo largo de la carretera de Tokaido, cruzando desde Mikawa a la provincia de Owari, recientemente unificada por el señor de la guerra local, Oda Nobunaga.

    Lee más…

  • La Batalla de Komaki y Nagakute

    The-Battle-of-Komaki-and-Nagakute.jpg

    La serie de conflictos de 1584 conocida como la Batalla de Komaki y Nagakute se desarrolló entre los ejércitos de Hashiba Hideyoshi (que más tarde asumió el nombre de Toyotomi Hideyoshi en 1586) y los de Oda Nobukatsu y Tokugawa Ieyasu. Anteriormente, tanto Hideyoshi como Ieyasu habían servido a las órdenes de Oda Nobunaga sin enfrentamientos, por lo que éste fue su único periodo de hostilidad. Aunque la historia recuerda predominantemente las dos batallas principales, a veces se hace referencia al acontecimiento como la Campaña de Komaki.

    Lee más…

  • La Batalla de Sekigahara: Cambio decisivo en la historia de Japón

    The-Battle-of-Sekigahara.jpg

    La batalla de Sekigahara, que tuvo lugar el 21 de octubre de 1600 en la actual prefectura de Gifu (Japón), marcó un punto de inflexión en la culminación del periodo Sengoku. Las fuerzas de Tokugawa Ieyasu se enfrentaron a una coalición liderada por Ishida Mitsunari, leal a Toyotomi, y muchos clanes desertaron antes o durante la batalla, lo que finalmente condujo al triunfo de Tokugawa. Esta batalla, la mayor de la historia feudal japonesa, tiene una importancia capital y allanó el camino para el establecimiento del shogunato Tokugawa.

    Lee más…

 

futer.jpg

Contacto: samuraiwr22@gmail.com